Victor No.38878-A – Roberto Rufino & Carlos Di Sarli & su Orquesta Típica – Corazón – 1939
 

Origen Archivo: Youtube (Radiotelefonia)
Compositor: Carlos Di Sarli
Autor: Héctor Marcó
Fecha de Grabación: 12/11/1939
Lugar de Grabación: Buenos Aires
Sello: Victor
Disco: No.38878-A
Matriz: 39089
Fuente(s) Información
Reseña: Roberto Rufino,
Pero estamos aún en la prehistoria del cantor y 1938 será el año clave. Carlos Garay, representante de Carlos Di Sarli, lo oyó cantar el tango de Di Sarli y Enrique Carrera Sotelo “Milonguero viejo”, se lo hizo saber a su representado y éste lo incluyó en su orquesta, con la que el cantor accedió al disco el 11 de diciembre de 1939, con el tango “Corazón”, de Di Sarli y Héctor Marcó. La fama ya lo había tocado con su varita mágica y «a los 21 o 22 años, tenía un historial discográfico sin precedentes», señala el periodista Jorge Sturla.

En efecto, llegó a grabar, junto a Di Sarli, cuarenta y seis páginas. Entretanto, tuvo dos breves paréntesis, con las orquestas de Alfredo Fanuele (1941) y Emilio Orlando (1942), para retornar con El Señor del Tango, en 1943. TodoTango.




Observaciones: Con estas grabaciones presentadas, por su temática – la mujer, el amor y el desamor, la ilusión y la la decepción, etc.- queremos invitar a que visiten el sitio www.querube.es, dedicado a música de diversos géneros, en general diferentes al tango, como boleros, sones, baladas y otros.

Letra:

Corazón me estás mintiendo
 Corazón, por qué llorás...
 No me ves que voy muriendo
 De esta pena a tu compás.
 Si sabés que ya no es mía
 Que a otros brazos se entregó,
 No desmayes todavía
 Sé constante como yo...
 Dame tu latido
 Que yo quiero arrancar,
 Esta flor de olvido
 Que ella ha prendido
 Sobre mi mal...
  
 ¡Corazón!
 No la llames
 Ni le implores...
 Que de tus amores
 Nunca has merecido
 Tanta humillación.
 ¡Creo en Dios!
 Y la vida
 Con sus vueltas,
 Sé que de rodillas
 La traerá a mis puertas
 A pedir perdón...
  
 Ya verás cuando retorne
 Y en sus brazos traiga fe,
 Que no es loca mi esperanza
 Que no en vano la lloré.
 Yo tendré en mi boca un beso
 Para su desolación...
 Y mis manos las caricias
 Que le entreguen el perdón.
 Pero si no viene...
 ¡Ya no quiero vivir!
 Y en mi triste noche
 Sin un reproche
 Sabré morir...

Fuente Letra:  HermanoTango.