Gramófono No.AE 2219– Dúo Irusta-Fugazot & Lucio Demare (Piano) Charamusca – 1928
Origen Archivo: Pasionyadmiracionporcarlosgardel
Compositor: Américo Chiriff
Autor: El Viejo Pancho (José Alonso y Trelles)
Fecha de Grabación: 18/05/1928
Lugar de Grabación: Barcelona España
Sello: Gramófono
Disco: No.AE 2373
Matriz: BS 2625/1
Fuente(s) Información: Discografia Trio Argentino
Reseña: Trio Argentino.
-Había dejado en Francia la “Orquesta Canaro” a cargo de mis hermanos Juan y Rafael. a mediados de 1927 luego de realizar una exitosa gira con la orquesta por diversas ciudades europeas me escriben desde París pidéndome cantores de tango que les estaban faltando. En esos momentos me hallaba actuando en Buenos Aires y tenía formalizado un compromiso con la casa Max Glücksmann para realizar y dirigir un concurso de tango  en el Gran Palace Theatre, de Corrientes y Maipú. El certamen tuvo pleno éxito, pues reunió a numerosos concursantes, resultado premiado el tango de Pedro Maffia y Emilio Curi: Noche de Reyes, el cual fue interpretado en su parte vocal por el dúo Agustín Irusta-Roberto Fugazot, con magnífico beneplácito del público.

Terminado el concurso de referencia, contraté a ambos cantores para actuar en Europa. Irusta era rosarino y me dijo que antes de ausentarse quería ir a Rosario a despedirse de su familia y amigos; pero resultó que llegó la víspera de la partida e Irusta no aparecía ni había noticias de que hubiese vuelto a Buenos Aires. Esto, naturalmente, me inquietó bastante por el compromiso que a mi vez yo había contraído. Entré a averiguar y saqué en limpio que Irusta no tenía muchas ganas de ausentarse del país por razones de carácter íntimo. Como el tiempo apremiaba, sin perder un minuto me fuí yo mismo a buscarlo a Rosario, y como no tenía la dirección de su domicilio, averiguando… averiguando, me enteré que Irusta concurría todas las noches a un bodegón del barrio de Pichincha, famoso por la buseca que servía como especialidad, y llegué hasta la mentada taberna del suburbio. TangosalBardo.
Observaciones:

Letra:

Ni me nuembre la guitarra
Que jué un tiempo mi alegría,
Y hoy ni un poco de consuelo
Me brinda al corazón.
Déjela nomás, que duerma
Silenciosa, triste y fría,
Como tumba en que encerrada
Tengo mi última ilusión.
 
Hace mucho que no quiere
Las caricias de mi mano,
Hace mucho que no escucha
Los sollozos de mi amor.
Hace mucho que sus cuerdas
Como en cepo colombiano,
Estaquean las canciones
Que endulzaban mi dolor.
 
Aprendió de mi chirusa
Los desdenes matadores,
Se amigó con mi destino
Pa´ gozarse en verme herir.
Cabresteando de la cincha
De los púdicos amores,
Que aun matándome, me alientan
El anhelo de vivir.
 
Del amor, que como un “juego”  (fuego)
Va quemándome las venas,
Y que nunca, ni aun en sueños
He de verlo florecer.
Y de ese otro amor hermoso
Que la podía a la cabeza,
Y que pide sacrificio
Y que esigió hondo querer.
 
Déjela nomás, colgada
Del horcón de la cumbrera,
A la que áura, con mis penas
Se complace en ser cruel.
A la prienda que jué un tiempo
Como el sol de mi tapera,
Camoatí entre mis canciones
Iban a beber la miel.

HermanoTango.