Fonotecnica No.B.2212- Orchestra del Mestre – Plegaria – 1930

Origen Archivo: Youtube (Radiomuseum Hardthausen)
Compositor: Eduardo Bianco
Autor: Eduardo Bianco
Fecha de Grabación: 1930
Lugar de Grabación: Milano Italia
Sello: Fonotecnica
Disco: No.B.2212
Matriz: KI 1187
Fuente(s) Información
Reseña:
Para reseñar este tema lo haremos con dos citas de reseñas muy bien elaboradas que están disponibles en el sitio web www.78revoluciones.com.
“La Orquesta Típica Argentina Bianco Bachicha, una de las orquestas de tango más famosas en Europa a finales de los años 20 y los años 30, y su tema “Plegaria”, un precioso tango existencialista que tuvo la desgracia de pasar a la historia como “El tango de la muerte”. ¿El motivo? Fue escogido como el tema que tocaban una banda de prisioneros en los campos de exterminio nazis antes de una ejecución. (El Tango De La Muerte: Orquesta Bianco Bachicha y su “Plegaria”)
Cuentan que una noche, en Berlín, allá por los inicios de los años 30, el ministro de propaganda del Tercer Reich, Joseph Goebbles, fue al teatro a disfrutar de un espectáculo. Lo que vio y sobre todo, lo que oyó, esa velada le fascinó. Ese estilo de música tan pasional, tan lleno de ternura y amargura le llegó al corazón, hasta el punto que se le ocurrió que podía ser el antídoto perfecto para sustituir el Jazz, esa música negra aberrante que tanto daño estaba causando en la juventud alemana. Cuentan que al acabar el concierto, un emocionado Goebbles y su mujer se dirigieron a los camerinos para felicitar a esa orquesta que había conseguido emocionarle, sobre todo a su director, un violinista que respondía al nombre de Eduardo Bianco. ¿Y qué música tocaban?, el Tango”. La Música Que Los Nazis Adoraban. Los invitamos a revisar las reseñas completas.
Observaciones: Tango con Ritornello cantato

Letra:

Plegaria que llega a mi alma
 Al son de lentas campanadas,
 Plegaria que es consuelo y calma
 Para las almas desamparadas.
 El órgano de la capilla
 Embarga a todos de emoción,
 Mientras un alma de rodillas
 Pide consuelo, pide perdón.
  
 ¡Ay, de mí!, ¡Ay, Señor!
 Cuánta amargura y dolor.
 Cuando el sol se va ocultando
 (Una plegaria)                         (coro)
 Y se muere lentamente
 Como un alma doliente,
 (Brota de mi alma)                   (coro)
 (Eleva un rezo)                        (coro)
 En el atardecer.
  
 Murió la bella penitente
 Murió y su alma arrepentida,
 Voló muy lejos de esta vida
 Se fue sin penas, tímidamente.
 Y cuentan que en noche callada
 Se oye un canto de dolor,
 Y su alma triste, perdonada
 Congoja y llanto, canta al amor.
HermanoTango.