Victor No.60-0487-B – Carlos Di Sarli & su Orquesta Típica – Milonguero Viejo – 1944

Origen Archivo: Youtube (radiotelefonia)
Compositor: Carlos Di Sarli
Autor: Enrique Carrera Sotelo
Fecha de Grabación: 11/07/44
Lugar de Grabación: Buenos Aires
Sello: Victor No.60-0487-B
Disco: No.60-0487-B
Matriz: 079765
Fuente(s) Información
Reseña: Carlos Di Sarli.
En los comienzos, su sexteto nos revela la influencia de Osvaldo Fresedo. Y es cierto, opino que no hubiera habido un Di Sarli si no hubiese existido un Fresedo. Pero, sólo como antecedente necesario de un estilo que, con el tiempo, se convertiría en un modelo puro, de naturaleza propia y diferenciada.

Fue un pianista talentoso, quizás uno de los más importantes, que dirigió su orquesta desde el instrumento, con el que dominaba la sincronía y la ejecución del conjunto.

En su esquema orquestal no existían los solos de instrumentos, la fila de bandoneones cantaba por momentos la melodía, pero tenía un papel esencialmente rítmico y milonguero. Únicamente el violín se destacaba de un modo extremadamente delicado, en algún solo breve o en un contracanto.

El piano mandaba de una forma sugerente, con un bordoneo que se hizo marca registrada del maestro, encadenando los compases de la obra y acentuando un ritmo delicado y elegante, especial para la danza. TodoTango.




Observaciones:

Letra:

El barrio duerme y sueña
 Al arrullo de un triste tango llorón,
 En el silencio tiembla
 La voz milonguera, de un mozo cantor.
 La última esperanza flota en su canción
 En su canción maleva,
 Y en el canto dulce eleva
 Toda la dulzura de su humilde amor.
  
 Linda pebeta de mis sueños
 En este tango llorón,
 Mi amor mistongo va cantando
 Su milonga de dolor.
 Y entre el rezongo de los fueyes
 Y el canyengue de mi voz,
 Ilusionado y tembloroso
 Vibra humilde el corazón.
  
 Sos la paica más linda del pobre arrabal
 Sos la musa maleva de mi inspiración,
 Y en los tangos del “Pibe de la Paternal”
 Sos el alma criolla que llora de amor.
 Sin berretines ni musa mistonguera
 Chamuya en verso su dolor,
 Tu almita loca, sencilla y milonguera
 Ha enloquecido mi pobre corazón.
  
 El barrio duerme y sueña
 Al arrullo del triste tango llorón,
 En el silencio tiembla
 La voz milonguera del mozo cantor.
 La última esperanza flota en su canción
 En su canción maleva,
 Y el viento que pasa, lleva
 Toda la dulzura de su corazón.

HermanoTango.