Victor No.47363 A – Roberto Díaz (Chansonnier) & Carlos Marcucci & su Orquesta Típica – Mi Dolor – 1930

Origen Archivo: Youtube (Luca Fiori)
Compositor: Carlos Marcucci
Autor: Manuel Meaños
Fecha de Grabación: 1930
Lugar de Grabación: Buenos Aires
Sello: Victor
Disco: No. 47363 A
Matriz: BAVE-60273/1
Fuente(s) Información
Reseña: Roberto Díaz.
Una de las tantas ocurrencias que surgieron del afán de Francisco Canaro y permitieron que su nombre quede para siempre en la historia del tango fue cuando las orquestas —todas con repertorios puramente instrumentales— incorporaron un nuevo integrante: el cantor, que hasta entonces era solista. Aparecieron, tímidamente, los cantores de la orquesta, los estribillistas. Los tangos hacía rato que tenían letra y ellos, solamente se adelantaban en el escenario para entonar unos pocos versos.

Fue Roberto Díaz el primero, según relato del propio Canaro en su libro de memorias. Afirmaba que con ello podía llenar más la orquesta, darle otro tono en la grabación de los discos.

Este joven y pionero cantor ya había grabado con otras formaciones en carácter de solista, es el caso del conjunto de Carlos Vicente Geroni Flores o del de Eduardo Pereyra, pero estos le hacían el acompañamiento, el vocalista no era una parte o un componente más de los mismos.

Con Canaro registró los títulos iniciales, en febrero de 1926: “Así es el mundo”, de Mario Canaro y “Ay ay ay”, de Osmán Pérez Freire. TodoTango.

Observaciones: Con estas grabaciones presentadas, por su temática – la mujer, el amor y el desamor, la ilusión y la la decepción, etc.- queremos invitar a que visiten el sitio www.querube.es, dedicado a música de diversos géneros, en general diferentes al tango, como boleros, sones, baladas y otros.

Letra:

Vuelvo de tierras muy lejanas donde ayer
Fuera a buscar olvido a mi dolor,
Consuelo al alma, que sufrió al creer
En los engaños y promesas del amor.
Rumbo al olvido, que es un bálsamo al sufrir
Partí, llevando en mi amargura,
El cruel recuerdo de la ventura
Que en otros tiempos junto a ti creí vivir.
 
Fui
Esclavo de tu corazón,
A tus caprichos yo cedí
Y me pagaste con traición.
Hoy
Curada mi alma de su herida,
Pienso que nunca he de volver
A mendigar tu querer.
Porque allá donde fui
Mis pesares a olvidar,
Del amor conocí
La delicia hasta embriagar,
Y el placer que sentí
Mi dolor llegó a curar.
Mi pasión solo dio
Los sentidos para amar,
Pero mi alma dejó
Su pureza conservar,
Y así pronto llegó
Sus tristezas a olvidar.
 
Pero hoy te he visto junto a mi lado pasar
Mi corazón tan rápido latió,
Que aquella herida que creí curar
Ante tu vista de improviso se entreabrió.
Pues no bastaron para calmar mi dolor
Ni las caricias, ni el olvido,
De nuevo sufro por ser querido
Y hoy, como entonces, soy esclavo de tu amor.
Fuente Letra: HermanoTango