Odeon No.18044 B – Carlos Gardel & Guitarras (J.Ricardo) El Taita De Arrabal – 1922
Origen Archivo: Youtube (Alex .Allen)
Compositor: José Padilla
Autor:
Manuel Romero/Luis Bayón Herrera
Fecha de Grabación:
1922
Lugar de Grabación:
Buenos Aires
Sello: Odeon
Disco: No. 18044 B
Matriz: 749
Fuente(s) Información: FundacionCarlosGardel QuienesGardel. Discografía Carlos Gardel.
Reseña: Carlos Gardel.
Ahora la marea crecía con fuerza. Alrededor de 1920 el periódico Última hora organizó un concurso de versos escritos en lunfardo: uno de los poemas editados fue una letra de tango del joven Celedonio Flores. Gardel y Razzano la leyeron y gustaron de ella. Gardel la cantó en escena y decidió grabarla con el título “Margot”. Se pusieron en contacto con Flores, que acordó encontrarse con Gardel en el estudio de Glucksmann (ahora situado en un piso alto del cine Grand Splendid, en la calle Santa Fe). Gardel bromeó con Flores sobre su aire juvenil y de inmediato le cobró simpatía. “Nos tuteábamos a la horade estar conversando”, dijo Flores más adelante. Los dos hombres fueron excelentes amigos desde el comienzo. En este primer encuentro Flores mostró a Gardel otra letra de tango que había compuesto, “Mano a mano”.Gardel se entusiasmó en seguida; con ayuda de Razzano pronto le puso música.Flores estaba con su nuevo amigo cuando se completó la tarea,y notó que Gardel “llamó a su madre, una viejita a quien quería entrañablemente, para que escuchara el tango que había escrito”. Flores tuvo la impresión de que Gardel “consultaba a su madre para todo”. Carlos Gardel. su vida…
Observaciones:

Letra:

Era un malevo buen mozo
 de melena recortada;
 las minas le cortejaban
 pero él las trataba mal.
 Era altivo y le llamaban
 el Taita del Arrabal.
 Pero un día la milonga
 lo arrastró para perderlo:
 usó corbatita y cuello,
 se emborrachó con pernot,
 y hasta el tango arrabalero
 a la francesa bailó.
 Vidalita vida antigua
 por otra abandonó
 y cuando acordar quiso
 perdido se encontró.
 Pobre Taita, cuántas noches,
 bien dopado de morfina,
 atorraba en una esquina
 campaniao por un botón.
 Y el que antes causaba envidia
 ahora daba compasión.
 Hasta que al salir de un baile,
 después de una champagnada,
 la mujer que acompañaba
 con un taura se encontró.
 Relucieron los bufosos
 y el pobre Taita cayó.
 Y así en una noche oscura,
 tuvo su triste final
 aquel a quien le llamaban
 el Taita del Arrabal.

Nota: Transcripción revisada por Miguel Robledo (Colombia)

.

HermanoTango