RCA Victor No.63-0027-B – Edmundo Rivero & Orquesta (Dir.Víctor Buchino) – Desdén – 1950

Origen Archivo: Youtube (agujavier)
Compositor: Carlos Gardel
Autor: Mario Battistella (Mario Batti-Stella Zoppi)
Fecha de Grabación: 21/11/1950
Lugar de Grabación: Buenos Aires
Sello: RCA Víctor
Disco: No.63-0027-B
Matriz:
Fuente(s) Información
Reseña: Edmundo Rivero.
En esta década ocurrieron, en la vida de nuestro querido artista, dos acontecimientos fundamentales, con dispares resultados. Hacia 1944 es convocado por el pianista Horacio Salgán para participar en su orquesta, en la que estuvo hasta 1947. De este periodo no quedaron registros, ya que los empresarios discográficos le dieron la espalda tanto a la avanzada concepción del tango de Salgán como al inusual registro vocal de Rivero. Ambos se dieron el gusto de grabar en las décadas siguientes, ya siendo artistas consagrados.

El segundo acontecimiento es el que lo lanza definitivamente a la fama, cuando es convocado por Aníbal Troilo para formar parte de su gran orquesta, en reemplazo de Alberto Marino. En los tres años que participó Rivero en la orquesta de Pichuco dejó más de una veintena de grabaciones, en algunas de las cuales cantó a dúo con Floreal Ruiz y con Aldo Calderón. En esta etapa el gran cantor pasó a ser sinónimo de tangos como “El último organito”, “La viajera perdida”, “Yo te bendigo”, pero fundamentalmente del tango de Homero Manzi y Aníbal Troilo, “Sur”. TodoTango.
Observaciones:

Letra:

El día que comparezca 
Ante el tribunal de Dios,
A dar cuenta de mi vida
Que me complicaste vos.
El día que francamente
Tenga yo que declarar,
La verdad clara y palpable
Que a Dios no puede escapar,
Y le diga que faltado
A su ley de mala fe,
Al hacer de vos mi culto
Al amarte más que a Él.
¡Que robé por tu cariño!
¡Que maté ciego de amor!
Puede ser que el Dios piadoso
Quiera darme su perdón.
Desdeñé mi vida entera
En la hoguera de tu amor,
Esperando lo que fuera...
Sin decirte ni siquiera
Que es mi pena y mi dolor...
Sin embargo, ante el Eterno
Será el mismo mi desdén...
En mi amor profundo y tierno
Por seguirte hasta el infierno
¡Yo despreciaré el Edén!
Pero el día de tu “juicio”
Yo no sé qué le dirás,
Cuando sepas que has pecado
Por capricho y vanidad;
Cuando sientas la mirada 
Penetrante de Señor
Que te llegará hasta el alma
Como un rayo escrutador.
Y te acuse tu conciencia
Al mostrarte aquel puñal,
Que vos misma, tan cobarde
Le entregaste a mi rival;
Que no contenta con eso, 
¡Me mandaste a la prisión!
Por más que vos te arrepientas
¡No podrás tener perdón!...

Fuente Letra:  HermanoTango