Odeon No.188.006 B – Carlos Gardel – A La Luz Del Candil – 1930

Origen Archivo: Youtube (Discos Históricos de Tango…y Otras Cosas)
Compositor: Carlos Vicente Geroni Flores
Autor: Julio Navarrine
Fecha de Grabación: 1930
Lugar de Grabación:
Sello: Odeon
Disco: No.188.006 B
Matriz: 1041/1
Fuente(s) InformaciónDiscografía Carlos Gardel.
Reseña: Carlos Gardel
Carlitos, el Mudo, el Morocho del Abasto, el Troesma, o, con una sencillez quizá más conmovedora, el Zorzal… Para los argentinos (y muy especialmente los porteños) la reputación de Carlos Gardel está más allá de todo cuestionamiento: hasta los dibujos ferozmente satíricos de Hermenegildo Sábat (1971) llevan por título “Al Troesma con cariño”. Para la América Latina en general, Gardel constituye uno de los auténticos valores del siglo veinte en lo que a la música popular se refiere. Sus canciones más famosas —y no solamente las del ya clásico binomio Gardel-Le Pera— se incluyen ineludiblemente en cualquier catálogo o lista de las canciones latinoamericanas de 13/12/2020 Carlos Gardel mayor popularidad. Los cantores todavía las cantan; las orquestas y pianistas las tocan; el hombre de la calle las tararea o las silba. Carlos Gardel. Su vida, su música, su época. (Simon Collier).




Observaciones:

Odeon España. Reimpresión de Odeon No.18216A Carlos Gardel & Guitarras (J.Ricardo & G.Barbieri).

Letra:

Me da su permiso, señor comisario
Disculpe si vengo tan mal entrazao,
Yo soy forastero y he cáido al Rosario
Trayendo a los tientos un buen entripao.
Quizá usté piense que soy un matrero
Yo soy gaucho honrado a carta cabal,
No soy un borracho ni soy un cuatrero
Señor comisario, yo soy criminal.
 
Arrésteme, sargento, y póngame cadenas
Si soy un delincuente, que me perdone Dios.
 
Yo he sido un criollo bueno, me llamo Alberto Arenas
Señor, me traicionaban y los maté a los dos,
Mi china fue malvada, mi amigo era un sotreta
Mientras me fui a otro pago me basureó la infiel.
Las pruebas de la infamia las traigo en la maleta
Las trenzas de mi china y el corazón de él.
 
No apriete sargento, que no me retobo
Yo quiero que sepan la verdá de a mil,
La noche era oscura como boca ´e lobo
Testigo solito, la luz del candil.
Total cuasi nada, un beso en las sombras
Dos cuerpos cayeron y una maldición,
Y allí comisario, si usté no se asombra
Yo encontré dos vainas para mi facón.
 
Arrésteme, sargento, y póngame cadenas
Si soy un delincuente, que me perdone Dios.






Fuente Letra:  HermanoTango.